1-6

Decano Ricardo Saavedra se reúne con primer matriculado 2024

Acompañado de secretaria de Facultad, Inés Robles, la autoridad sostuvo un encuentro con Matías Oyarzo Jofré, quien obtuvo 907,5 puntos en la PAES.

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso, Ricardo Saavedra Alvarado, se reunió recientemente con el primer matriculado 2024, Matías Oyarzo Jofré, quien obtuvo 907,5 puntos en la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES).

La reunión se realizó en dependencias del decanato, y en ella participó también la secretaria de Facultad Inés Robles Carrasco. En la instancia, el decano Ricardo Saavedra felicitó al nuevo estudiante por ingresar a la carrera con el mejor puntaje de su generación, y le dio la bienvenida oficial a una de las escuelas de Derecho más antiguas del país.

Matías -quien vive en Curauma y estudió en el colegio Alborada de Curauma- dialogó con las autoridades de la Facultad respecto al logro académico que significó entrar a la Universidad de Valparaíso y sus expectativas con la carrera.

Posteriormente, el estudiante fue parte de un recorrido por el edificio de la Escuela de Derecho, donde pudo conocer parte de la historia de la creación de la carrera y de la construcción del inmueble, así como también ver las esculturas, murales, objetos históricos y salones que alberga el edificio patrimonial.

Historia familiar

Si bien Matías ingresa este año 2024 como estudiante formal de la carrera de Derecho de la UV, su camino se empezó a trazar desde mucho antes, y este importante paso marca un hito en su historia familiar ligada a la unidad académica.

Lo anterior, ya que Matías es nieto de Eduardo Jofré, conocido y querido exfuncionario de la Escuela de Derecho que se desempeñó entre los años 1975 y 2015, primero como auxiliar de servicio y luego como encargado del casino que funcionaba en aquellos años, labor que es recordada con cariño hasta el día de hoy por muchos exalumnos y exalumnas, incluso actuales profesores y profesoras.

Además, es hijo de Angélica Jofré, coordinadora administrativa de la Facultad de Derecho, quien ingresó en el año 2012. Cabe destacar también que dos de sus primas han pasado por las aulas de la escuela, una recientemente egresada y otra aún cursando sus estudios.

Al respecto, Matías señaló que “siempre quise estudiar en la UV ya que soy hijo de una funcionaria y poque mis primas han pasado por acá, entonces con ellas puedo tener un poco más de cercanía y conversaciones en torno a lo que me pueden asesorar o recomendar para la universidad. Casi toda mi familia ha estado acá, es una historia familiar”.

“Mi familia siente un profundo orgullo por el hecho de que estudiaré acá, y yo estoy super contento con cómo ha resultado todo. Mi mamá es una excelente funcionaria, todos se lo han dicho, y mi abuelo es una leyenda en la universidad, y por lo mismo yo me siento feliz de poder seguir representando a mi familia en ese aspecto. Acá tengo un montón de conocidos e historia que me gustaría preservar, no solo por mi familia, sino que también porque en la universidad la conozco desde pequeño, y por eso mismo me parece interesante poder estar acá como estudiante y darle continuidad a lo que empezó hace años”, añadió.

Vocación de servicio público

Consultado sobre su elección de carrera, Matías señaló que su idea profesional siempre fue estudiar aquello que le permitiera ayudar a las personas. “Antes mi primera opción era psicología, pero después de ver el desgaste que puede generar el atender a muchos pacientes y escuchar distintos problemas, entendí que eso probablemente no hubiese sido para mí, y por eso me decanté por Derecho, más que nada por el mismo afán de querer ayudar a las personas y poder defender a quienes no pueden hacerlo. Esa es la base de lo que quería estudiar, ya que siempre he querido que mis propios recursos puedan ayudar a otras personas. Al momento de postular, escogí Derecho en la UV como primera opción” explicó.

Respecto a la Universidad de Valparaíso, detalló que “me había informado acerca de distintas universidades más que nada para saber las diferentes mallas que tenían, y la UV me convenció en términos de que tiene una tendencia hacia el servicio público”.

“Si bien me llama mucho la atención el Derecho Penal, estoy dispuesto a aprender de todo, ver diferentes áreas y convencerme en el futuro de lo que quiero hacer. Vengo a aprender algo que me gusta, que es el Derecho. Todos los conocimientos son bienvenidos y espero disfrutar la carrera lo más posible”, puntualizó.

“Quisiera agradecer a mi familia, quienes siempre han estado ahí para apoyarme. Mi madre, mi padre, mi hermano, y todo mi grupo familiar en general, siempre han estado para apoyarme en todos los momentos de mi vida. Han sido etapas difíciles las que hemos pasado, pero al final se pudo, estoy aquí y quiero agradecer por eso. El agradecimiento es para todos aquellos que conforman mi núcleo cercano, quienes, finalmente, me convencieron para poder estar aquí “, cerró.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes