Jornadas-Derecho-Familia-1

Universidad de Valparaíso acogió exitosas VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia

Docentes de distintas universidades del país se dieron cita en la actividad organizada por el departamento de Derecho Civil de la Escuela de Derecho.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso fue escenario de la octava versión de las Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, evento que congregó los días 12, 13 y 14 de junio a cerca de 50 profesores y profesoras pertenecientes a distintas universidades de Chile, y que fue organizado por del departamento de Derecho Civil de la unidad académica, a raíz de la convocatoria realizada por el Consorcio de Universidades organizadoras de las Jornadas Nacionales de Derecho de Familia.

La actividad se organiza anualmente con el objetivo difundir los resultados de investigaciones en materia de Derecho de Familia, Infancia y Adolescencia, y ampliar las líneas de investigación, así como visibilizar problemas prácticos que se han suscitado en Derecho de Familia en los últimos tiempos, lo que suscita la atención tanto de los operadores jurídicos como de los teóricos del derecho.

Ceremonia de inauguración: Derecho de Familia y Derechos Humanos

La actividad de inicio de las jornadas fue encabezada por el decano de la Facultad de Derecho y presidente del departamento de Derecho Civil de la Escuela de Derecho, Ricardo Saavedra, ocasión en que expuso Macarena Sáez, directora ejecutiva de la División de Derecho de las Mujeres de la Organización Human Rights Watch y cofundadora de la red de Académicas Latinoamericanas en Género y Sexualidad. Participaron además la vicedecana de la Facultad de Derecho, Inés Robles, y el director de la Escuela de Derecho, Claudio Oliva.

En la ocasión, el decano Ricardo Saavedra indicó en sus palabras de bienvenida que “para esta facultad es un honor haber recibido el encargo de organizar las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, sin duda uno de los principales eventos académicos a nivel nacional en el ámbito del Derecho Privado. Agradecemos la confianza que el honorable consorcio de Universidades organizadoras depositó en nosotros para llevar adelante esta tarea no menor”.

En vínculo con el desarrollo en modalidad online de la segunda jornada del evento -en atención a la alerta preventiva por el sistema frontal que afectó a la zona central del país esa semana -, la autoridad indico que “el Derecho de Familia tiene una intensa vinculación con lo moderno y con la necesidad de adaptación. A diferencia del resto del Derecho Privado -que usualmente ha evidenciado la enorme estabilidad en el tiempo-, el Derecho de Familia tiene el desafío constante de adaptarse a las nuevas circunstancias y cambios en la sociedad, al punto de que las reformas en este ámbito se han caracterizado no solo por su número, sino también por su profundidad y radicalidad, es decir, por constituir verdaderos cambios de paradigmas”.

“Esto nos obliga a estar muy atentos a las dinámicas sociales que inciden en la familia, y que en las últimas décadas se han desarrollado con un cierto ritmo que podríamos calificar como vertiginoso. Que el Derecho de Familia pueda responder rápidamente a estos requerimientos en condición de su eficacia, y que lo haga además adecuadamente, implica también la necesidad de ciertas instancias de reposo o de remanso que hagan factible la reflexión, lo cual supone también la necesidad de conectarnos dentro del año. He ahí el valor de estas jornadas y de la disponibilidad de quienes se dedican al estudio de esta disciplina”, cerró.

Posteriormente, Macarena Sáez dictó la conferencia “Derecho de Familia y Derechos Humanos”, donde se refirió a la complejidad de relaciones que forman la base del Derecho de Familia.

En la instancia, explicó que “la tensión entre las familias reales y las familias ideales y la lucha por cómo una u otra se reflejan en el Derecho, se cruza con el desarrollo del sistema internacional de derechos humanos. Desde la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre, hay un reconocimiento del derecho humano a la familia. ¿Pero ese es un reconocimiento a que el Derecho no se meta en mi familia? ¿O es un reconocimiento a que todos puedan tener una familia de acuerdo con la idea cultural que cada país tenga de la familia? ¿Qué pasa si el ideal de familia es contrario a otros derechos, como el derecho a la igualdad y no discriminación? Por ejemplo, ¿es concordante con el derecho a la igualdad y no discriminación que el marido sea el administrador de la sociedad conyugal y que este sea el sistema base? ¿Cómo debemos revisar las instituciones del Derecho de Familia a la luz del derecho a la igualdad y no discriminación y a otros Derechos Humanos?”.

“Tanto el sistema universal como el americano han protegido la familia en una doble dimensión. Por una parte, el derecho a que no haya injerencias indebidas en la familia, y la otra, un derecho a formar una familia. En la primera dimensión es donde históricamente se escudaron y aún escuchamos la idea del ‘no te metas en peleas de pareja’, en tratar de que haya conciliación y que las parejas se arreglen cuando ha habido violencia.  Pero también debiera servir para proteger la privacidad de las familias no tradicionales, y debió ser el eje para proteger a las familias formadas por parejas del mismo sexo. Pero es en la segunda dimensión donde se debaten los límites y la expansión del derecho a tener la familia que cada persona quiere, o si se puede tener derecho a tener solo la familia que el Derecho mismo ha decidido que vale como tal”, añadió.

Mesas de exposiciones

Las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia constó de 14 paneles de exposiciones, divididos en mesas temáticas que se desarrollaron de manera paralela en la Sala de Consejo Ítalo Paolinelli Monti y el Aula Luis Vicuña Suárez de la Escuela de Derecho, a excepción de la jornada del jueves 13 de junio, ocasión en que alerta preventiva por el sistema frontal que afectó a la zona central del obligó a desarrollar esas exposiciones vía Zoom.

En instancia, se trabajaron temas relativos a “Familia y filiación”, “Temas emergentes en justicia de familia”, “Niñez y adolescencia”, “Aspectos del Derecho de las Familias”, “Persona y niñez”, “Obligaciones de alimentos”, “Ámbito familiar y aspectos patrimoniales”, “Matrimonio y terminación de la relación matrimonial”, y “Familia y persona”.

Los profesores y profesoras que participaron en las Jornadas son parte del cuerpo académico y de investigación de distintas universidades de Chile, quienes pasaron por un proceso previo de selección de ponencias a cargo del comité organizador del encuentro. Participaron de las jornadas docentes de la Universidad de Valparaíso, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Chile, Universidad Autónoma de Chile, Universidad Austral de Chile, Universidad de Santiago de Chile, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad Central, Universidad Católica del Norte, Universidad de los Andes, Universidad Católica de la Santísima Concepción, Universidad Diego Portales, Universidad Santo Tomás, Universidad de Tarapacá, Universidad de Talca, Universidad del Desarrollo, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Alberto Hurtado y Universidad de Antofagasta.

Ceremonia de cierre

La actividad de clausura de las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia fue encabezada por el decano de la Facultad de Derecho, Ricardo Saavedra, y participaron además la vicedecana de la Facultad de Derecho, Inés Robles, y el director de la Escuela de Derecho, Claudio Oliva.

En la instancia, las palabras de cierre de las Jornada fueron entregadas por el director Claudio Oliva, quien indicó que “primeramente, quisiera felicitarles por estas jornadas tan exitosas, y que viene a demostrar una vez más cuan engañosa puede ser la vieja dicotomía tomada de Roma, tal vez mal entendida, entre Derecho Privado y Derecho Público, porque estamos en el ámbito que normalmente se entiende como Derecho Privado, pero el listado de temas que trabajaron muestra el evidente interés público de la gran mayoría de estos”.

“Entonces, no es tan cierto que el Derecho Privado mire al interés exclusivo e individual de quienes se relacionan mediante él, sino que tiene, por supuesto, un interés público comprometido en él muy relevante. Y más aún en el caso específico de Derecho de Familia, que ha ocupado en las últimas décadas, tal vez con particular preeminencia, un lugar relevante en el progreso del Derecho, que ha intentado acompañar y a veces de mejorar al progreso que la misma sociedad va teniendo”, puntualizó.

Posteriormente se dirigió al público el profesor Rodrigo Barría, representante de la Universidad Alberto Hurtado ante el consorcio de Universidades organizadoras de las Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, quien explicó que no se pudieron presentar las actas de las Jornadas del año pasado, debido a problemas logísticos. 

Luego fue el turno del académico Carlos Céspedes, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, quien anunció que la mencionada casa de estudios será la sede de las novenas Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, a desarrollarse el próximo año.

Finalmente, tomó la palabra la profesora de la Universidad de Valparaíso y coordinadora de las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, quien inició su intervención agradeciendo “a todo el equipo que ha estado detrás de la organización del evento, a las autoridades, profesores del departamento de Derecho Civil, personal administrativo y profesional, auxiliares, estudiantes, y a todos quienes han permitido que ustedes sientan que estas jornadas han sido bien organizadas”.

“Además, agradecer al Consorcio de Universidades organizadoras de las Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, por habernos apoyado en el momento de decisiones difíciles; a Macarena Sáez, por su calidez y emocionante conferencia de apertura; y a los expositores por sus ponencias, paciencia, compresión y por el nivel de la discusión que se logró en el evento”, cerró.

Palabras de docentes participantes

Los profesores y profesoras que fueron parte de las distintas mesas de exposiciones, evaluaron de manera positiva el desarrollo de las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, especialmente en cuanto a su organización, las temáticas abordadas y la capacidad de respuesta ante la emergencia climática por el sistema frontal.

Patricia López, académica de la Universidad Diego Portales, señaló al respecto que “este año las Jornadas Nacionales de Derecho de Familia estuvieron muy variadas en los temas y muy actualizadas de conformidad a las tendencias modernas del Derecho de Familia. Siento que es una instancia que revela cómo hemos avanzado en el Derecho de Familia en los últimos años, considerando que ha habido un avance progresivo sobre este tema. Esto se ha suscitado principalmente por la dictación de la ley 21.430, que dio un marco regulatorio y normativo de la infancia y adolescencia con un sistema integral de garantías y protección en niños, niñas y adolescentes. Esto también ha dado la posibilidad de que muchos académicos, a partir de ese entramado normativo, puedan discernir respecto de la procedencia de unas figuras o tratar de construirlas a partir de esa normativa, lo que ha enriquecido y nutrido sustancialmente nuestro Derecho de Infancia y Adolescencia en lo que a ello refiere”.

“Eso también se aplica a otras subespecialidades del Derecho de Familia, y el reflejo de esto estuvo dado principalmente por el programa que -comparando con las jornadas anteriores- yo creo que cada vez es más moderno en comparación al tradicional, y eso ha hecho que, con la Defensoría de la Niñez, en estas Jornadas haya una mirada del punto de vista más profesionalizante que académico. Por ejemplo, en las Jornadas desarrolladas en la UDP vimos que había mucho litigante de familia interesado en esto”.

“En síntesis, el evento en la UV fue extraordinario, lo que se demostró además por la capacidad que tuvo la universidad para ajustarse a las condiciones climáticas. Esta gran calidad ya venía dada por el programa de las Jornadas, que concitó mucha audiencia telemática, y es un mensaje para concluir que las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia ya están consolidadas en el Derecho chileno. Si bien nacieron como una subespecialidad, un apartado de las Jornadas de Derecho Civil, ya tienen su fisionomía propia, con expositores de renombre que elevan el debate cada año y que se han asentado para quedarse tanto temáticamente como el interés investigativo y profesionalizante de ellas en el último tiempo”, cerró.

Por su parte, María José Tapia, profesora de la Universidad Católica del Norte, indicó que “me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento a la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso en su calidad de organizadores de las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia, por la oportunidad de participar como expositora en este tan importante evento. Siempre es un honor compartir investigaciones e intercambiar ideas en un contexto de camaradería entre académicos. A pesar de las vicisitudes del clima, que amenazaron con complicar las jornadas -especialmente el día jueves-, el equipo organizador manejó la situación con gran profesionalismo, adaptándose a las circunstancias y asegurando que las actividades se llevaran a cabo sin mayores contratiempos”.

Finalmente, Carlos Céspedes, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, indicó en la ceremonia de clausura que “nosotros recibiremos el próximo año estas magníficas jornadas en nuestra querida ciudad penquista, y desde ya los dejamos invitados a Concepción. Esperamos estar a la altura de la brillante organización que ha tenido aquí la Universidad de Valparaíso, y en esta línea quisiera dar un agradecimiento en la persona del decano Ricardo Saavedra y de la profesora Muriel Sabioncello, que realmente nos han atendido perfecto”.

“Como equipo de la Universidad Católica de la Santísima Concepción agradecemos el enorme despliegue que han hecho, porque durante este año ustedes no solamente han tenido este evento, sino que han tenido varios, todos brillantemente organizados, al igual que este. Agradezco también al Consorcio de las Jornadas por habernos permitido continuar con la posta, y esperemos estar a la altura de las expectativas. Los invitamos a vivir una experiencia espectacular en Concepción”, cerró.

El registro audiovisual de las VIII Jornadas Nacionales de Derecho de Familia se puede revisar acá.

Galería Imágenes
Compartenos en tus redes